¡Por favor tomen su tiempo leyendo acerca de nosotros, nuestra historia, filosofía y nuestra línea de perros!
 

Rio Chows ha producido desde el 1989 a muchos campeones y varios perros ganadores de excelencia en prestigiosas competencias.  En el proceso, se ha convertido en una de las primeras perreras del Chow Chow en los Estados Unidos de America y ha adquirido un reconocimiento internacional por producir gran calidad de especímenes de la raza.  Los propietarios de Rio Chows son Rafael E. Rosario y Amy Young.  Esta perrera está localizada en dos sitios geográficos, Atlanta, Georgia en donde vive Amy y en Río Grande, Puerto Rico en donde vive Rafael.

En las siguientes líneas puede leer sobre nosotros, cómo fue que se fundó Rio Chows y cómo nos unimos para formar una sola perrera:

Yo soy Rafael Rosario y fundador de la perrera Rio Chows. He poseído (o mejor dicho he sido poseído por…), exhibido y criado Chow Chows desde el 1989.   Me encanta esta raza, eso incluye todo tipo, color y pelaje.

De adolescente participé en el deporte de exhibiciones de caballos de Paso Fino y caballos de Cuarto de Milla.  Esto me enseñó como es el sacrificio, dedicación y disciplina que se necesita para esta clase de crianza de perros.

Siendo un consultor de computadoras algunas veces tengo tiempo libre entre contratos. Mientras que en una de esas ocasiones en el 1989 y debido al aburrimiento, decidí adquirir un perrito. Como muchos otros compradores inexpertos, tomé el periódico y vi un anuncio para perritos chow chow.   Ésta raza siempre me ha gustado, ya que estos parecen mucho a gatos grandes y/o  osos. Por esa razón decidí a comprarme, no solo uno sino dos perras negras. Después de la compra, decidí comprobar con el club local de la raza Chow Chow.   Para mi sorpresa, ese mismo mes tenían un Especializado.   Por lo tanto, me prepare para ir a mi primer  Especializado muy excitado y orgulloso de mis bebés.  Después de que viera los perros en la exhibición, realicé que mis encantadores bebés nunca parecerían los gatos grandes o los osos que yo quería. En lugar, terminarían luciendo más bien como zorros negros de patas largas, lo cuál habría sido aceptable, si no fuera porque yo estaba determinado en tener perros que parecieran gatos grandes. Con mi corazón quebrado y antes de que me encariñara más a ellos, decidí encontrarles un nuevo hogar.  Por lo tanto los esterilice antes de colocarlos en su nuevo hogar por falta de merito. Para entonces ya había mordido la carnada, pero esta vez determine hacerlo más sabiamente.

 En mis comienzos, al involucrarme con las razas, fijé mi dirección y mis metas.  ¡Lo deseaba todo, movimiento, buen temperamento, perros de buen hueso/cabeza y esteriotipo!  Así, que se hicieron los planes para como llegar a allá.  Asigne las prioridades y concluí que como todo buen ingeniero de construcción, que empieza desde los cimientos, lo más importante es construir una buena plataforma como base para mi trabajo.  El movimiento se convirtió en mi primera prioridad, el cuál es la prueba final de la conformación del Chow, del balance y de su firmeza (mi plataforma).

En los primeros años, adquirí dos perras para mi fundación. Ch. Sarmar’s Scarlett O’Hannah, conocida a todos como Hannah.  Ella era una perra pequeña, bien compacta, estereotipo moderado, con una gran personalidad para exhibirse y un movimiento excelente. Cada perro en su 1ra, 2da y 3ra generación del pedigrí eran de excelente movimiento y todos los machos en la rama superior del pedigrí eran perros con títulos de Mejor Ejemplar en la Exhibición (“BIS”).  Crucé a Hannah varias veces, pero ella solo produjo dos cachorros muy buenos de dos (2) cruces diferentes, ambas hembras. Primero produjo una perra negra magnífica (Voodoo). Desgraciadamente la perdí a los 6 meses de nacida, el día después de haber ganado reserva de perra ganadora (RWB) en un Especializado del norte de Tejas con alrededor de 30 perras inscritas.  Ésa fue su primera y única exhibición. Segundo produjo una perra roja, Ch. Rio’s Stormy Pywakit, el padre fue Ch. Cherie’s Task Force O’Komenah (Guns) de la muy conocida criadora Sherrie Harper de la perrera Cherie. Pywakit era una perra que maduro lentamente, pero que término siendo una perra de bastante hueso, mucha cabeza y de mucho estereotipo.

 La segunda hembra adquirida para mi fundación fue Ch. Wachia’s Nothing to Hide of Rio (Sassy).  Era una hembra pelirroja de la cual me enamoré en el Nacional de Atlanta en el 1993 y tuve que comprarla..  Fue la primera perra de pelo corto que completo su  campeonato Americano en Tejas.  Los criadores de Chow Chows en Tejas no eran partidarios de chows de pelo corto,  hasta que la vieron a ella.  Sassy fue quien rompió las normas en Tejas y desde entonces aceptaron el chow de pelo corto.  Cuando la cruce con Ch. Saison Hi-Risin Bisquit (Riser) de Pam Davenport produjo una camada de 5 cachorritos.   La camada consistia de dos (2) machos de pelo largo y un (1) macho de pelo corto; una (1) hembra de pelo largo y una (1) hembra de pelo corto.  Los 5 cachorritos completaron sus campeonatos Americanos.  Tres de ellos lo hicieron ganando 5 puntos de una puesta (5 pt. Major).  De esta parición me quedé con MBISS Ch. Rio’s Texas Hi-Riser (Tex).  Este obtuvo el primer premio de mérito otorgado en las Nacionales del 1997; un premio de mérito en la distinguida exhibición de Westminster del 1999, solamente perdiendo contra su hijo y destacándose como el Núm.8 de la raza en 1998, Núm. 7 en 1999 y Núm. 6 en el 2000 (Sistema de Puntaje del AKC y del Pedigree Corp.).

Tex fue cruzado con Pywakit y obtuve lo que anhelaba tener, estereotipo con buen movimiento y buen temperamento.  El resultado fue MBIS Ch. Rio’s Go for the Gusto, catalogado Núm. 1 en el 1998, Núm. 2 en el 1999 and Núm. 4 en el 2000 (Sistema de Puntaje del AKC y del Pedigree Corp.); y el Mejor de la Raza en la distinguida exhibición de Westminster del 1999.  De esa misma camada me quedé con Ch. Rio’s This Bud is for You (Bud).  Era un precioso perro, muy similar a Gusto y que se convirtió en un perro muy importante para  mi programa de crianza.

Según pasó el tiempo y con el deseo de expandirme el alcance de mi perrera, me di cuenta  que había  limitaciones  para que un solo hombre pudiera  operar como dueño, manejador y criador todo a la vez.  En el 1999 decidí que ya era tiempo de adquirir un socio.  Había una joven muy interesante que era miembro del Club Chow Chow Fanciers de Atlanta.  Ella se destacaba en rescate, obediencia/agilidad y estaba considerando la idea de exhibir en la pista de conformación.  Su nombre es Amy Young, me enfoqué en que yo le podía enseñar lo que yo había aprendido a través de los años, en cuanto a la pista de conformación y criaza de chows, de manera que ella pudiese expandir la perrera haciendo obediencia y agilidad.  Ya para el 2000, Amy saltó con todo su entusiasmo a ser parte dueña de la perrera Rio Chows.  Al solo cumplir 3 meses de nuestra aventura como socios, ella entrenó el primer perro de Rio Chows para ganar el mejor en obediencia de las Nacionales del 2000.  Esto lo hizo entrenando un cachorro de 7 meses que luego se convirtió en su primer campeón de conformación, Ch. Rio’s Rock Around the Clock, Cd (Rok).  Ella también trabaja con una perra canela, Ch. Rio Robmoor-Rio’s Frosted O’s (Frosty), para convertirla en el primer perro de Rio Chows que obtenga un título en conformación, obediencia, agilidad y rastreo.  Con todo esto ya dicho, dejaré que Amy, en sus propias palabras se presente y les cuente una sinopsis de sus experiencias.

 "Me llamo Amy Young, Eddie mi esposo y yo vivimos en Acworth, GA en las afueras de Atlanta.   Yo poseo un bachillerato (BS) en música, después de graduarme de la universidad trabaje enseñando por 4 años;  fuí niñera de 7 niños por 4 años y estuve sirviendo en el “Air National Guard” por 6 años. En la actualidad soy una profesional y dueña de un negocio de recortar y acicalar mascotas, donde además de desempeñarme como gerente, también funciono como  “groomer”.  Mientras me criaba siempre trabajé con animales en una vaquería en Michigan en donde tuve mi primer perro, un perrito  “Doberman”, hace 4 ½ años.  Cuando compramos nuestra casa, mi esposo se ausentaba mucho y yo deseé tener varios  perros para mi protección, quise un Boxer, pero Eddie dijo que estos babeaban demasiado, así que nos decidimos por un Doberman (Dante).   Gracias a Dios que nos decidimos por éste pues el temperamento del Boxer no es para mí.  Inmediatamente por medio del periódico buscamos y encontramos bien cerca de nosotros unos cachorros.  Fuimos a verlos y escogimos a Dante, pues me encantaron sus manchas.  Tuve suerte de escogerla a ella, pues inmediatamente mi esposo compró el suyo un Chow azul (Allegro).  Cuando ya tuvieron 8 meses me inscribí en unas clases básicas de obediencia.  Estuve por 8 semanas y me percaté que, podía seguir para una clase intermedia,  si quería llegar a competir.  ¿Competir?  Puedes competir siempre que obtengas obediencia.  Yo nunca supe que hubieran competencias de perros, ya que mientras me crié no tuve Cable TV, y en colegio estuve tan ocupara para poder ver programas de TV.  Solo lo había visto de ganado vacuno en el Club 4-H durante 8 años, pero no sabía que se podía llevar a cabo con perros, especialmente sobre obediencia. De esa forma, nos inscribimos en la clase intermedia.  Mi esposo asistía a la escuela  y mientras tanto yo me entretenía en las tardes.   Luego también me di cuenta de la agilidad.  “WOW” esto también era entretenido.  Empezamos despacio, pareciendo que todo el mundo se graduaba menos yo, debido a que Allegro tuvo un golpe en la rodilla y tuvo que ausentarse por 6 meses, causando que Dante tuviera toda mi atención y seguimos.  Eventualmente, se me solicitó ayudar en las clases básicas,  donde pude adquirí muchos conocimientos.  Si deseas conocer algo bien, trata de enseñarlo a otra persona, de esa forma prestas atención a detalles.   Yo llegaba a mi casa a investigar, buscando técnicas para prepararme mejor.

 Finalmente, fuimos por primera vez a competir en la pista.  Completamos los Títulos CD en 3 shows.  Seguidamente fue nuestro debut en agilidad.  Mis dos perros cualificaron en su primer día.  Mientras yo me engrandecía cada minuto, iba de 5 a 5, pero eso no duró.  Hicimos el noviciado muy bien, mientras en “Open Class” nos ajustamos.  Allegro estaba corriendo alrededor de la pista como un pollo mientras que Dante no le importaron los obstáculos.  Me tomó hasta el final del AX decidir que no me gustó el riesgo que se tomaba al contacto de los obstáculos.  Retuve totalmente a Dante en los obstáculos, mientras era liberada de los mandos.  Nos costó unos segundos por carrera, pero ahora, al menos nuestros Q’s.(qualifying) son más frecuentes.  Tenemos nuestro MX, MXJ y ya pronto tendremos nuestro MACH-11, Double Q’s y como 425 puntos.   Dante y yo finalizamos núero 10 en 2000 en agilidad y terminar número 4 en 2001.  También estamos compitiendo para nuestro UD, pero aún no hemos cualificado.  Dante me obedece y en retribución yo la llevo a los ensayos de agilidad donde ella se divierte.  Ella es totalmente diferente en cada pista.  Agilidad es su pasión.

Entonces adquirí un Gran Danes (Echo) que también competía en agilidad nivel abierto (open level) y recientemente obtuvo su campeonato de conformación (ja, ja....ahi va lo de  demasiado baboso por la ventana).  También adquirí mi primer Rio Chow, Rok, quien se convirtió en mi primer El Mas Alto en Puntos de la Exhibición en obediencia y el primer campeón de conformación.  Tal parece que me gusta la variedad."

Ahora ustedes pueden ver porqué pensé que Amy sería una socia buena para la expansión del alcance de mi perrera.  Ella tiene tanta energía que con apenas oír su historia y todo con lo que ella esta envuelta, quedo extenuado.  Ustedes necesitan verla y estar alrededor durante una exhibición de perros.  Para cuando la exhibición termina, yo estoy sin energías de solo verla correr entre las pistas de obediencia, agilidad y conformación.  Eso es sin mencionar lo que le hace a mis nervios cuando su agenda es bien estrecha de tiempo, pero de alguna manera ella siempre se las arregla para llegar a tiempo.

Esa es nuestra historia y quiero que sepan que la perrera Rio Chows continúa mirando hacia adelante en la persecución de la excelencia.  Cada desafió para producir perros mas sanos y mas cercano al estándar de la raza se ve como una oportunidad.